divendres, 29 de juliol de 2011

Cuadernillos Bruño

La solución al teorema del pozo oscuro parecía no más que el viejo remedio de cortar por lo sano la cuerda podrida. Y en cuanto a eso, pareció no funcionar porque por mucho que Sabina y Gardel sabían como a resina y no a humedad negra, el tiempo parecía torcerse y se asomaba a ese fondo intestinal. Y otra vez de nuevo, la humedad negra. Y es que la vida es un teatro, y el destino un voayeur  muy enfermo expectante a nuestras reacciones. Quién puede resistirse a no unirse al espectáculo, me pregunto mirando con recelo a los indiferentes. La complicidad del juego, el elixir masoquista que aviva los ahora teclados y pinceles. Todo lo amargo da brío a mis dedos y rendida ante la guerra inminente, por primera vez me río y poco a poco voy apreciando más mi única oportunidad en esta tierra, bajo una condición solitaria que forma parte del acuerdo de… lo que parece ser hoy por hoy mi vida. 

dimarts, 19 de juliol de 2011

Madrugadas de computadora humeante

Resistencias y megáfonos que se aparean ante la mirada paralizada de un espectro que busca una sustancia vital, hambriento por conocer de pleno el mundo. El frío celestial de la madrugada y la infranqueable línea del orgullo más trivial. Se encontraba a sí misma ante la pantalla del ordenador cavilando qué podría decirle en alguna carta, y las palabras de sal volarían con el viento al acabarla. “No sé qué clase de persona soy, ni siquiera yo sabría decirte”. Porque aferrarse a una probabilidad siempre fue la opción más sencilla, y por eso soñaba sin parar para matar poco a poco el cinismo de su alma, fruto del más tibio y terrible amor que jamás pudo existir sobre la faz de la ciudad, el mar eterno y siempre una isla solitaria en sus costas azules.

diumenge, 17 de juliol de 2011

Amanecernos

El tedioso amanecer de las buganvilias
y tu pelo enmarañado a mis dedos cobardes,
acordes de perversión de una noche
hoy milenaria.

divendres, 15 de juliol de 2011

Dicen vagabundos vanguardistas

 -Lo único que me interesó de la vida fue sacar provecho de ella, violarla y robarle todo cuanto tuviese y luego burlarme de ella meándome encima. Pero el único meado que hice fue fuera de tiesto y la pagué con quien menos lo merecía y al final fui y soy el objeto de burla. Porque el único fin que me espera es el de la mediocridad. Mi nombre jamás saldrá en los periódicos, al fin y al cabo, el tremendísimo espectáculo no se basa en el triunfo sino en nuestros propios fracasos y cómo nos desenvolvemos en la mierda. Ése es el verdadero arte. Moriré ridículamente ante mis propósitos, pero el infierno de mi desgracia será un eterno mar de inspiración, un museo de entrañas.

dijous, 14 de juliol de 2011

Fruta prohibida

-Estamos en nuestra edad frutal. Somos cítricos en el amor. Nuestro agrio efecto es inmediato después de ser absorbidos en el sexo. Somos como un racimo de animales cobardes, nosotros. Y sabemos muy bien quiénes somos y qué nos diferencia de las otras manzanas, simples y fáciles de ingerir.

Del cigarrillo quedaba nada y la boquilla parecía arder en sus labios. Pero él seguía fumando con una voracidad que escurría cada vez más su mirada. La tentativa de hacerle el amor persistía, pero todo era demasiado explícito así que olvidó esa idea y optó por convertirse en su amiga más leal.