dijous, 14 de juliol de 2011

Fruta prohibida

-Estamos en nuestra edad frutal. Somos cítricos en el amor. Nuestro agrio efecto es inmediato después de ser absorbidos en el sexo. Somos como un racimo de animales cobardes, nosotros. Y sabemos muy bien quiénes somos y qué nos diferencia de las otras manzanas, simples y fáciles de ingerir.

Del cigarrillo quedaba nada y la boquilla parecía arder en sus labios. Pero él seguía fumando con una voracidad que escurría cada vez más su mirada. La tentativa de hacerle el amor persistía, pero todo era demasiado explícito así que olvidó esa idea y optó por convertirse en su amiga más leal.