divendres, 15 de juliol de 2011

Dicen vagabundos vanguardistas

 -Lo único que me interesó de la vida fue sacar provecho de ella, violarla y robarle todo cuanto tuviese y luego burlarme de ella meándome encima. Pero el único meado que hice fue fuera de tiesto y la pagué con quien menos lo merecía y al final fui y soy el objeto de burla. Porque el único fin que me espera es el de la mediocridad. Mi nombre jamás saldrá en los periódicos, al fin y al cabo, el tremendísimo espectáculo no se basa en el triunfo sino en nuestros propios fracasos y cómo nos desenvolvemos en la mierda. Ése es el verdadero arte. Moriré ridículamente ante mis propósitos, pero el infierno de mi desgracia será un eterno mar de inspiración, un museo de entrañas.