diumenge, 7 d’agost de 2011

Reencuentros

Por fin le dije adiós a mi sombra. Y tenía sed de venganza pero me aparté como siempre quise hacer. Sentí que era otra siendo la misma. Nada volverá a ser igual, y tal vez eso es lo que me entristece porque sé que esta vez va en serio.