dimecres, 8 d’agost de 2012

Ramos de silencio

Muchas veces me preguntaba cómo desvelarte al mundo. Pienso que lo mejor hubiese sido lanzar una plumita al aire y dejarla hacer; el viento siempre acababa devolviéndote.