dilluns, 22 d’octubre de 2012

Jules et Jim

Querido Jim,
Tu extensa carta lo transforma todo. Esta mañana me decía: “Dentro de dos días estará aquí, él y no sólo su carta”. Reunamos pronto nuestra fortaleza del pasado. Porque sola, no volverá.
Jim, ven cuando puedas, pero ven pronto. Ven. Aunque sea tarde por la noche.

Jim recibió una carta de Jules.

Su hijo se ha extinguido en el tercio de su vida prenatal. Catherine desea en lo sucesivo el silencio entre ustedes.

Así que ellos no habían creado nada, Jim pensaba. Es bello querer volver a descubrir las leyes humanas, pero qué práctico debe ser conformarse con las reglas existentes. Hemos jugado con los principios de la vida, y hemos perdido.


Jules et Jim (1962), François Truffaut.