dilluns, 3 de juny de 2013

Adelina sigue caminando

Me pondrá la carne verde
-zumo de lima y limón-,
tus palabras -pececillos-
nadarán alrededor.

Federico García Lorca

Adelina sigue caminando con más amor que muchos.
Cuanto más renuncia
más se expande.

  No te quiero por tenerte, no te quiero por perdonarte. Ni siquiera necesito recostarme en tu espalda cada eclipse lunar -y sobornar a loslunaresdetuespalda-. Te quiero por ti, solo ante el mundo. Te quiero riendo, incluso con otra mujer. Sobre todo con otra mujer. Te quiero con dicha, te quiero más si te quieres. Y si nada de eso es posible, espero que mi amor te dé el valor del que carezcas para volver a amar, amar de veras. Aunque ya no sea esto, aunque nunca… y qué más da, si tú sonríes y aún me quieres. Qué más da.