dissabte, 28 de setembre de 2013

Entablando distanciamientos

Vivo en un mundo en el que vivir
es reducirse a petulantes coloquios,
monólogos del páramo árido.

Voy dando tumbos o atando cabos.
Lo mío es fluctuar en silencio,
guerrear por filtrar diluvios:
tener dentro de mí  
un océano oscuro de aullidos
que incitan y se vuelcan
en miradas que atraviesan bloques de hielo
sin necesidad de descifrarse,
de plantearse con mundano desenlace
o el pragmatismo fático de no-ser.