dilluns, 25 de novembre de 2013

Resistencias, adornos y escapismo temerario

Qué es un verso sino un pasaje,
repite conmigo: E-XIT.
Muy bien. Pronto es Navidad,
ahora viértete en el plato
como el sudor de una lágrima
y aguarda mi señal.
Acabará, te lo prometo.
Aguanta un poco más
a que se enluten sus abrigos
y las panzas dejen de ronronear.
Sacaremos algo bueno de todo esto,
te lo aseguro.
Te ruego que no te vayas,
aunque irse es liberar raíces.
Espera al calor y al aliento sofocado,
extiéndelo un poco más
y esa visión se tornará
más lejana que el año anterior.
Pero no desistas, que entre tanto
también roearán tu alma
no únicamente las negligencias
que cometes contra ti mismo;
hay algo más,
algo que a nadie parece importarle.